Cómo calcular los precios de la tienda online

Este post como todos los que llevo haciendo los últimos meses, nacen de la experiencia y el día a día. Este no es distinto y me he parado a reflexionar tras una conversación con uno de los clientes de la agencia en la que estoy trabajando.

Por supuesto, en este post voy a dar mi opinión sobre lo que creo que es lo acertado, habrá gente que piense distinto, y si eres tú, me encantaría debatirlo en los comentarios. Aunque te advierto, que en mi familia dicen que soy bastante cabezón 😛

Antes de nada y lo primero que siempre tengo en cuenta es que si vas a vender productos, éstos llevan unos costes y evidentemente el precio como mínimo debe de ser igual a los costes. Para no pagar por venderlos. Creo que hasta aquí no has aprendido nada, pero es necesario recalcarlo.

En mi caso, no solo pongo los costes de producción, sino el embalaje, mano de obra, envío (en caso de que incluya algo), el IVA, retenciones en caso de que las tengas, etc.

Como ves no son pocos gastos y debes de tenerlos todos en cuenta para luego no tener ninguna sorpresa.

Ahora lo que suelo hacer es buscar a mi competencia y ver los precios de los productos que tiene ellos. Me encanta trabajar con Excel y es tan sencillo como poner en cada celda una web, producto y el precio. Aquí, te recomiendo hacer 3 cálculos por producto, es decir, el producto más barato, el más caro y el precio medio. Siempre y cuando sean los mismo artículos. Esto es, pongamos que tengo camisetas, pantalones y chaquetas. Como cada camiseta, quizás, tenga un precio, entonces hago el precio más bajo, medio y el alto. Más o menos así:

 

Empresa Producto Precio más bajo Precio más alto Precio medio
Pedritoropademoda.com Pantalones 20€ 55€ 33,50€
Camisetas 10€ 35€ 15€

 

Con esto te haces una idea y un pequeño estudio de mercado de la competencia. Ahora ya sabes, más o menos porqué baremos tirar.

Llegados hasta este punto tenemos, el precio de coste de nuestro producto y el análisis de precios de la competencia. Pero ahora viene la mejor parte. ¿Cuánto de más le pongo? ¿Me estaré pasando? ¿Será muy barato?

Por supuesto, considerar algo barato o caro va a ser relativo en función de lo que estemos ofreciendo y de la calidad del mismo.

La respuesta más sencilla a esto es un precio lo suficientemente alto que te permita jugar con márgenes para descuentos, pero lo suficiente por lo que estarías dispuesto a pagar por un producto similar si no fuera el tuyo.

Me he referido siempre alto, porque considero que tener un precio muy bajo no siempre es lo mejor. Puede ser un valor diferenciador de tu negocio, pero puede traer tanto consecuencias positivas como negativas, y opto más por lo segundo.

Un precio muy barato o el más barato puede dar sensación de mala calidad, copia o imitación y no queremos dar esta sensación con nuestros productos.

Uno de los pocos ejemplos que les ha salido bien es a Hawkers, que venden las gafas más baratas que la competencia (Ray-Ban) y se han hecho con el mercado, por lo menos español y de gafas de sol.

Por tanto, nos queda una definición buena, pero de práctico tiene 0. Así que te lo intentaré explicar con el mismo ejemplo anterior de los pantalones.

¿Comprarías una camiseta por 100€?

Lo normal es que no. Pero entonces, ¿de qué me sirve un precio tan exagerado si nadie los va a comprar?

No, Vicent, espera, es que voy a ponerle un 80% de descuento.

Vale, genial, pero para que un descuento sea efectivo y atractivo no significa que por mayor que sea va a funcionar. ¿Por qué muchas tiendas no han vendido en el Black Friday a pesar de descuentos descabellados? Porque el primer año pillaron a la gente de pardilla, cuando va a ser el tercero la gente sabe que o subes los precios semanas, meses antes para poder hacer esos descuentos (lo que quiere decir que me estás tomando el pelo) o que si con el 80% estás ganando algo de margen o cubriendo gastos. ¿Cuánto ganas cuando lo vendes sin descuentos? ¿No te estás pasando?

Este quizás pueda ser tu pensamiento, es el mío, y el que creo que tienen muchas personas cuando ven algo así. Y por supuesto, en mis tiendas online o proyectos no me gustaría dar la sensación de engañar a nadie ni que nadie pueda pensar esto.

Si tú mismo no comprarías esa camiseta por 100€ y no tiene valor un descuento del 80%, este no es el precio adecuado.

Además, añado una frase de Carlos Bravo: “Necesitamos primero que valoren el precio real de un producto, para que más tarde consideren bueno un descuento importante sobre el importe.” (Más o menos)

Así que vamos a intentar poner el mejor precio a la camiseta.

Si el precio más alto de la competencia, eran 35€, no recomiendo sobrepasar este límite. Sí además el precio de coste es de 10€. Un buen precio sería aquel que nos permita hacer ofertas todos los días y algunas más grandes en ocasiones especiales.

Por ejemplo, entorno a los 18€ sería un buen precio. Es decir, estamos solo 3€ por encima del precio medio de la competencia, tenemos 8€ de margen para hacer descuentos diarios del 10-15% para incentivar la compra y seguiríamos teniendo buenos beneficios.

Este es un ejemplo rápido, si lo analizáramos más a fondo, estaría genial, a lo mejor, subir un poco más el precio (no mucho) para también hacer frente a gastos por publicidad, etc. dentro del producto. Si con Facebook Ads, vendo una camiseta y me gasto 2€ en esa persona, pues tener estos 2€ más de margen en el precio del producto. Pero eso ya es un poco más complicado de calcular.

 

En resumen, los precios no deben de ser ni los más baratos (creo que pocas veces salen bien), ni los más caros (seguramente sea un punto negativo si no tienen ese valor), ni un precio un tanto desorbitado para hacer descuentos maravillosos.

Espero que con este post, te haya quedado un poco más claro, más o menos, qué precio poner en tu tienda online.

[Esto es la moda de las SECRET TRACK, si has llegado hasta el final, quizás te interese esto: ]

Además, tengo un excel “a mitad” en el que calculo en base a lo mínimo que quiero ganar por producto y/o por compra, los descuentos que puedo ofrecer, el valor de envío gratis por compras superiores a X€, etc. Todo ello calculando el precio de coste, el IVA, etc. Si os interesa, dejármelo en los comentarios y lo “acabo” y lo comparto con vosotros con un pequeño vídeo explicativo, ayudándolo.

¡Cualquier otra cosa podéis comentarla justo por aquí a bajo! Os espero 🙂

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment