Vicent Martí

¿Conseguiré no fracasar con alguno de mis proyectos?

Si has leído algunas estadísticas sobre las empresas que cierran durante el primer año, o sobre los blogs que no llegan tampoco al primer año de vida, puedes ver que son más del 90%, incluso diría que el 95%…

Y sí, cuando empiezas piensas que tú no serás uno de ellos, tú estás hecho de otra piel y podrás con eso y más, pero la realidad acaba llegándote. Yo era de los que pensaba como tú, y esta, creo que es la tercera vez que intento relanzar mi blog, contar mis experiencias y transmitir a personas como tú todo lo que he ido haciendo. Poder enseñar en qué acierto, qué me va bien, pero también en qué cosas he fallado.

Como imagino que habrás llegado hasta aquí para saber quién soy, o a qué me dedico ahora o anteriormente, ya has visto que no soy muy diferente a ti. Seguramente nos llamemos diferente, y vivamos en ciudades distintas, pero también pensé que nunca abandonaría mi blog, y ya van unas cuantas veces. ¡Lo normal es que te pase, actúa para ser de ese 5%!

Hace ya, algo más de año y medio, que decidí dejarme la carrera, pasaba a tercero de Ingeniería Informática, pero no me llenaba. Entonces, es cuando descubrí el mundo de los blogs (bueno un poco antes de dar el salto), del marketing online y de que todos teníamos que tener uno para mejorar nuestra marca personal. ¡Wow! Eso también lo voy a hacer yo.

Compré el dominio, monté mi primer theme y web un poco cutre, todo sea dicho, pero no importa, es la primera. ¡Mejor hecho que perfecto! Tatúate esto en la mente.

 

Mejor hecho, que perfecto ¡Tatúate esto en la mente!

Genial, ya tengo el primer paso dado, pero ¿de qué voy a hablar? Si no sé de nada y por lo que leo me dicen que tengo que escribir de todo aquello que sé, que sea experto, que domine…. A ver como te lo explico, gurú de turno, que acabo de empezar, no tengo ni idea de nada, bueno sí, de cómo perder el tiempo yendo sobre unas 6-8 horas al día a la universidad. Pero claro, eso no lo leería nadie… Tranquilo, voy a ser yo quien te lo diga, no te leerá nadie al principio, pero no desesperes, si haces un buen trabajo los frutos llegan.

Como no sabía de qué podía hablar, aunque hice algunos posts del tipo 20 cosas para lo que sea, juntando 5 artículos que estaban bien posicionados y añadiendo alguna propia, decidí que tenía que montarme proyectos propios porque así podría contar lo que hago y lo que me pasa.

Así nació una de mis primeras pruebas de vender en Amazon que expliqué, posteriormente, en el blog de Dean Romero (puedes verlo  aquí).

¿Quería ganar dinero con ello? Sí, pero no era mi objetivo principal. El porqué de intentarlo era aprender a vender en Amazon, posicionar un producto barato con poco margen, pero saber todo cómo funciona por propia experiencia. Así, cuando saliese otra oportunidad mejor, ya sabría lo que tenía y lo que no tenía que hacer.

Tras este proyecto o paralelamente, ahora mismo se me cruzan las fechas, nació mi primer negocio online y físico, www.naitus.es. Fue un paso complicado, duro y que aún hoy seguimos adelante.

Pero antes de montarlo, hubo un paso más importante. ¿Qué es lo que quizás estaba frenando mi crecimiento? Que no era autónomo, no podía facturar, por lo tanto, no podía vender servicios, ni productos, ni nada. Así que, pasé, junto a la madre de mi pareja (Laura) una tarde haciendo cálculos de cuánto me costaría estar dado de alta como autónomo 1 año. Aquí incluimos todo tipo de gastos, seguros, material, etc. Sobre unos 1200€, más o menos, con las cuotas reducidas, etc. Lo que te cuesta una matrícula en la universidad, y para lo que he aprendido tendría que haber hecho 3 o 4 carreras. Así que hecha cálculos de qué sale más barato. Fácil, ¿verdad?

Decidí dar este gran paso para poder crecer y hacer cosas nuevas. Entre ellas, naitus.

En todo este tiempo también había asistido a muchos eventos presenciales, hecho muchos otros cursos y conocido a grandes personas que hoy, algunas de ellas son grandes amigos. En el post las claves de mi primer año emprendiendo cuento todo más al detalle.  

Gracias a todo esto, y tras 10-12 meses de duro trabajo, empezaron a llegar los primeros ingresos.

Como veis, fui capaz de estar ese tiempo, prácticamente, sin cobrar un euro. ¿Crees que eres capaz de trabajar sin cobrar durante 10 meses o más? Si es que sí, lánzate a montar tu proyecto, tu blog o lo que quieras, pero sino, estás jodido. Esta es la realidad que se repite en cada caso que conozco. Y te aseguro que no es fácil, nada fácil.

En Noviembre, me llegó mi primera oferta de trabajo gracias a todo ese tiempo que había dedicado a formarme, ir a eventos y conocer a gente. Aunque solo pude estar 5 meses junto al gran Carlos Bravo, estoy muy orgulloso de hacer lo que hice, de seguir aprendiendo aún más y sobretodo de conocer a mis compañeros que hoy son grandes amigos.

Sí, a los 5 meses de tener un trabajo, con un sueldo, decidí dejarlo. Volver a poner todo a 0 y estar al 100% con mis propios proyectos.

En este tiempo he tenido que rechazar también otras ofertas de trabajo que me han llegado e incluso de empresas reconocidas del sector.

Quizás ahora conozcas más de mí, de mi historia, pero lo  mejor aún está por llegar.

He lanzado mi primera StartUp, WhatsPromo, junto a uno de mis compañeros de la universidad. Y me he dejado muchas cosas por contarte, pero eso vendrá a lo largo de todos los siguientes posts. En ellos te contaré si conseguiré no fracasar con alguno de mis proyectos. ¡Recuerda, que aunque creamos que no, el 95% fracasa! ¿Por qué tú ibas a ser de ese 5%? No lo pienses, demuéstralo y consíguelo.

¡Quiero levantarme cada mañana con ganas de seguir aprendiendo y con una motivación diferente! El día que deje de hacerlo, quizás me veas trabajando como un asalariado normal.  

¡Quiero levantarme cada mañana con ganas de seguir aprendiendo y con una motivación diferente!